La salud no es un estado estático, es un proceso continuo

La salud no es un estado estático es un proceso continuo que comienza cuando naces y que va cambiando con el paso del tiempo. Cada vez que tus necesidades de salud cambian, la forma de cubrir esas necesidades deben cambiar también.

En la actualidad existen diferentes enfoques de medicina que abordan la salud desde diferentes perspectivas. Vamos a repasar aquí brevemente cuales son:

Medicina convencional

      • Se especializa en los cuidados agudos, de emergencia, intensivos y de urgencia

      • Utiliza modalidades como la cirugía y la administración de medicamentos para el tratamiento y prevención de síntomas

      • Se trata al cuerpo de forma separada, hay un especialista para cada parte.

      • El médico y facultativo es la máxima autoridad.

    Medicina complementaria y alternativa

        • Se engloban aquí la medicina tradicional china, la homeopatía, naturopatía, medicina ayurveda, etc

        • Los tratamientos pueden incluir dietas terapéuticas, complementos dietéticos y hierbas

        • Las terapias físicas abarcan quiropráctico, acupuntura y masaje.

        • Las terapias psicológicas comprenden la meditación, hipnosis, aromaterapia, biorretroalimentación, etc.

      Medicina integral

          • Combina la Medicina complementaria y alternativa con el modelo de atención de salud tradicional

          • Su objetivo es aplicar métodos de tratamientos naturales menos invasivos y costosos

          • Pone el foco no sólo en la ausencia de enfermedad, sino también en la curación y el nivel de energía óptimo.

          • La medicina integral adquiere un enfoque holístico.

        Medicina funcional

            • Busca descubrir las causas de los síntomas y las enfermedades

            • Considera cada individuo como único y bio-individual teniendo en cuenta su bioquímica y genética.

            • Valora los planes de tratamientos individualizados creados por medio de la colaboración entre paciente y proveedor de salud.

            • Considera no sólo la ausencia de enfermedades sino también los sistemas orgánicos interconectados y adopta un enfoque holístico para crear un entorno curativo que restablece la vitalidad.

          LA SALUD ES BIOINDIVIDUAL Y MULTIDIMENSIONAL

          Cada persona es diferente y única, incluso los gemelos que nacen del mismo útero de una madre lo son. Tenemos una parte genética que nos acompaña, pero sobre todo hemos crecido y estamos en un ambiente que nos determina más que la genética. La edad, nuestra etnia, el lugar en el que vivimos, el acceso que tenemos a la comida, a la sanidad, nuestro nivel de ingresos, nuestras circunstancias familiares y personales, etc. marcan nuestro estado de salud.

          Un tratamiento puede frenar una enfermedad o patología a determinada persona, sin embargo eso no asegura que sea efectivo para otra, aunque sea de su misma familia… por eso es importante resaltar que cada persona necesita una intervención a su medida.

          Por otro lado nuestra salud es multidimensional y afecta a los cuatro planos de nuestro ser: el físico, mental, emocional y espiritual. Todos están conectados. Casi siempre el origen de un problema de salud se manifiesta en un plano diferente del que se produce. Nuestro cuerpo somatiza una relación toxica, el estrés crónico, un problema económico, un entorno laboral no deseado derivando en dolores de espaldas, de cabeza, una dermatitis, un cáncer…


          LOS COACHES DE SALUD Y LA MEDICINA FUNCIONAL

          A menudo el camino hacia una salud óptima requiere descubrir las causas principales de los síntomas y la enfermedad. Tomemos como ejemplo la “regla de las tachuelas”. Si experimentas un dolor punzante porque te clavaste una tachuela en la planta del pie, puedes tratarlo con un analgésico y, por ende, controlar los síntomas. O bien, puedes quitarte la tachuela del pie y aliviar el malestar de raíz y así evitar tomar medicamentos continuamente.

          Si bien las causas subyacentes de muchos problemas de salud pueden no ser siempre tan obvias, la medicina funcional se especializa en profundizar para identificar la base de los problemas de salud y así poder curarlos efectivamente.

          Un coach de salud acompaña a su coachee en su proceso de cambio hacia un estilo de vida más saludable. Ayudándole a descubrir por sí misma/o qué hábitos tiene que cambiar/ incorporar a su vida para que su salud y bienestar mejore.


          «En nuestra infancia encontramos muchas de las respuestas a bloqueos y miedos»

          Lo primero que hace el coach es recopilar la información de su cliente y saber como llegó hasta el momento actual y cual fue el desencadenante de todos sus síntomas.

          Normalmente en nuestra infancia encontramos muchas de las respuestas a bloqueos o miedos que determinan porqué nos cuesta hacer ejercicio, comer saludable, tener relaciones sanas o porque nos comportamos de tal o cual manera ante determinada situación. El coach ayuda a su cliente a identificar esos episodios y a liberar las emociones que tiene bloqueadas. A partir de ahí muchos comportamientos poco saludables cobran sentido y se recolocan.

          Tener información sobre lo importante que es para nuestra salud hacer ejercicio, gestionar el estrés, tener una buena higiene del sueño o meditar, no nos garantiza que la apliquemos a nuestra vida. Por eso la figura del coach es clave para ayudar a su cliente a entender que hábitos dañinos tiene que ir apartando de su rutina y cuáles más saludables puede adaptar a su momento vital.

          Cambiar hábitos que se llevan haciendo media vida, por otros nuevos, supone determinación, ganas, compromiso, esfuerzo, constancia, disciplina. Si la persona no se implica lo suficiente, los cambios nunca llegan a producirse. Perder peso, tener cierta forma física, aprender a balancear nuestros niveles de cortisol, comer de forma saludable, dormir 7-8 horas, etc. no pasa de la noche al día. La claves están en ir haciendo pequeños cambios de forma paulatina, establecer objetivo reales y alcanzables en el tiempo y sobre todo que vayamos experimentado en nosotros mismos como cambia nuestra percepción del bienestar y la salud. Ese es el mejor de los barómetros

          Si quieres que te acompañe en tu camino, sólo tienes que reservar una primera sesión gratuita conmigo AQUI

          Compartir entrada: